Saqueos.

Si algo llama la atención en estos meses y ya años de crisis económica (o como quiera que se le califique en el futuro) es el saqueo continuado de lo público por parte de personas que, siendo responsables de lo público por ser cargos políticos que se deben a la ciudadanía, aprovechan la circunstancia para ir dinamitando la estructura de sistemas o empresas públicas de interés general, que, por azar o necesidad, acaban cayendo en manos privadas cercanas a los dinamitadores.

Saqueo de Mechelen por las tropas españolas del Duque de Alba. 1572.

El argumento principal es el ahorro y la necesidad de gestionar mejor los servicios públicos. Pero esto parte de dos axiomas (para los “liberalizadores”): que lo privado es siempre mejor que lo público, y que la gestión privada siempre es más barata y eficiente que la pública. Ocasiones hay en que esto ha sido una falsedad harto evidente. Como recordaba el historiado británico Tony Judd en su libro “Algo va mal”, cuando unos servicios o empresas públicas se privatizan, como los ferrocarriles británicos, el Estado siempre está ahí para rescatar. El riesgo empresarial ha muerto. Viva el socialismo estatalista para ricos. Pregunten a cualquier pequeña o mediana empresa por quién va a rescatarlos si fracasan en su apuesta de emprendimiento. Saben de sobra la respuesta. El Hospital de Alzira, en Valencia, es un botón de muestra de esto en España. Y que lo privado es mejor que lo público, pudiera ser si sólo medimos en términos de gasto (un servicio, que no un bien), pero no en manos de oligopolios que fijan precios y manipulan a los consumidores, como en telefonía, electricidad, banca, todos ellos bien permeables a los partidos políticos en sus consejos de administración (la “corrupción elegante” o de cuello blanco).

Además, venden patrimonio que, en ocasiones, ha costado décadas construir y que hemos pagado entre todos con gran esfuerzo fiscal durante generaciones, para que caigan en manos de unos pocos, pertenecientes a nuestra casta dominante política y económica, que es un camino de doble entrada o salida desde los intereses privados a la polítca y/o viceversa.

Confunden, por lo demás, desde una visión muy estrecha del mundo, no sólo de la economía, prestación de servicios con negocio. No entienden el lado moral de toda decisión económica, porque nunca lo han visto, salvo el del beneficio individual y familiar. Van a lo suyo, y no tienen empacho en dirigir la sanidad pública y luego obtener los concursos de servicios para la privatización de la gestión.

Cuando se privatizan servicios, nos están robando a la luz del día para quedárselo con la excusa de la crisis actual. Cuando nos demos cuenta estaremos pagando mucho más para darles pingües beneficios, en lugar de por recibir un buen servicio. Ni esto es liberalismo, ni libre competencia (sólo para algunos), ni esto es mejor gestión. Son…

Anuncios

Un comentario sobre “Saqueos.

  1. Hola Alberto. Magnífico ejemplo, con nombres y apellidos, de lo que ha venido a llamarse las “puertas giratorias”. Está pasando exactamente lo mismo en todas las “democracias capitalistas avanzadas”, como queda perfectamente registrado en el documental estadounidense “Inside Job”. La psicología política de Adam Smith y sus nietos ideológicos esconde la legitimación de un saqueo, insostenible en el tiempo debido a su curva exponencialmente acelerada. Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s