Economía financiera contra política.

Asistimos a una lucha sin cuartel. Una lucha en la que se juega mucho más que el futuro de Grecia, o de Portugal. Es más, no se trata de si el euro sobrevivirá o no. Se trata de un pulso entre especulación financiera y poder político. Circula por la red y por los medios impresos una historia más o menos creíble sobre una cena entre emisarios de especuladores muy poderosos y conocidos como Soros o Paulson. La cena del ‘fillet mignon’ los reunió para una especie de ‘brainstorming’ sobre objetivos especulativos. El objetivo, una vez hundida Grecia, iría más lejos, sería el propio euro. Para ello, habría que ir escogiendo estados de mayor envergadura… como España o, incluso, Italia. Al parecer, ya se han beneficiado enormemente comprando CDS (Credit Default Swaps), especie de seguros contra la quiebra, de Grecia. La segunda fase es la destrucción del euro. Según las mismas informaciones, servicios secretos españoles e italianos están en plena tarea de investigación para averiguar más sobre el asunto. Lo ocurrido el pasado jueves 6 de mayo en Wall Street con la mayor caída y subida intradía de la historia, parece estar en esta misma línea especulativa salvaje.

Cuando uno de estos objetivos se cumple, y un país entra en ‘default’ o tiene que ser rescatado, al país se le recetan una serie de medidas por parte del FMI o instituciones internacionales que siempre son del mismo corte. No hay elección política posible. Se anula cualquier posibilidad democrática por el poder del dinero. Además, se anuncia a los demás países lo que deben hacer para evitarlo. Las recetas pasan por recortar salarios, reducir sector público, servicios sociales, y todo, para pagar las deudas que los estados tienen con el mundo financiero. Es la ‘vampirización’ final por parte del mundo de las finanzas de un país completo. El país queda, además, en estado de ‘zombificación’ por una larga temporada, errante, sin rumbo y sin crecimiento, dedicando sus exiguas energías a pagar deudas. Y empobrecido hasta el extremo.

La batalla esta vez ha subido de nivel. No se trata ya de Grecia. Se trata de ir contra Europa al completo. Los gobiernos y la Comisión Europea se verán las caras con un rival que no se muestra de forma clara y que ataca de forma inesperada y rápido. Y quieren obligar a tomar decisiones sobre todos los ciudadanos y sus vidas. Por encima de la política. La política, en el más puro y paradójico estilo marxista, es un puro brazo del poder económico. Y ahora van a intentar doblegarlo. Veremos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s